miércoles, 26 de octubre de 2011

¿Qué harán los católicos el 20N?

La Conferencia Episcopal Española publicaba la semana pasada su "Nota ante las elecciones generales de 2011", [Leer aquí] en la que “los obispos ofrecen a los católicos y a cuantos deseen escuchar algunas consideraciones que ayuden al ejercicio responsable del deber de votar”.
Sin entrar en el debate de si los obispos han o no de hacer consideraciones respecto a quién votar, sí me gustaría lanzar una serie de preguntas que me asaltan tras la lectura de la nota.



Rechazo al matrimonio homosexual, al aborto, a la eutanasia y al divorcio

En el punto número 5 de la nota, la CEE insta a no votar a aquellos partidos que apoyen matrimonio homosexual, aborto, eutanasia o divorcio. Por lo que yo pregunto:
1.       ¿En qué afecta a los católicos que los homosexuales tengan los mismos derechos civiles que los heterosexuales? ¿Jesucristo apoyaría que se le negara a alguien una pensión de viudedad, llegado el momento, por ser homosexual?
2.        ¿Realmente quieren los católicos que el aborto temprano vuelva a ser un delito penal? ¿Jesucristo apoyaría que se metiera a una mujer en la cárcel por haber abortado en los primeros meses de gestación?
3.       ¿Consideran los cristianos el drama de divorciarse algo que debiera ser ilegal? ¿Jesucristo apoyaría que una mujer estuviera obligada de por vida a seguir casada con un marido maltratador?
4.       ¿No os parece, católicos españoles, que la CEE quizás esté alejada de los verdaderos valores del cristianismo?

Entonces ¿a quién votar?

Tras hacerme estas preguntas, lo siguiente que me planteo es: ¿Seguirán entonces los católicos españoles su consejo?, y si lo siguieran, ¿sería el PP la opción "aconsejada"?
Y entonces es cuando me pregunto con asombro:
1.       ¿Saben los votantes del PP que con la ley del aborto anterior, aquella que el PP mantuvo, cualquier mujer podía abortar si un psicólogo decía que no estaba preparada para ser madre? ¿Saben que esto se traducía en un coladero que hacía que, de facto, el aborto fuera igual de legal que ahora? ¿Conocían la existencia de ese “coladero”?
2.       ¿Saben que Rajoy ya ha anunciado que no cambiará la ley del matrimonio homosexual, ni siquiera en lo que al nombre se refiere? ¿Que ha anunciado que se limitará a acatar lo que dicte el politizado Tribunal Constitucional con mayoría socialista?
3.       Y por supuesto, en ningún momento se habrán planteado que al PP, a estas alturas, se le vaya a pasar por la cabeza volver a prohibir el divorcio, ¿no? ¿Hay algún partido que se plantee prohibirlo tras 30 años siendo legal?

Aclaración final

Las preguntas que aquí hago son solo eso, preguntas.  Cada cual que saque sus conclusiones. Por supuesto estaré feliz de leer las respuestas si es que alguno las tiene.

domingo, 23 de octubre de 2011

Las tres alfombras “rojas” del PP

Si hay alguien a quien Zapatero deba agradecer sus dos victorias nacionales y sus 7 años en la Moncloa, ése es el Partido Popular. Solo con la increíblemente leal ayuda de los populares, este señor y su equipo (Alfredo siempre estuvo) ha podido tener en sus manos los destinos del país, y en consecuencia, someterlo a sus simplezas.
Y es que Zapatero ganó las elecciones de 2004 gracias a Aznar y el resto del Partido Popular, pero es que, tras 4 años de disparates (y algún aislado acierto como reconocer derechos a homosexuales), fue el Partido Popular otra vez el culpable de su mantenimiento en la Moncloa. Y no queda allí la cosa, estaban dispuestísimos a ponerlo por tercera vez. Ha sido su infame política y su pésima gestión económica las que han hecho que se vaya, que si por el PP fuera, seguiría.
Vayamos por partes, analicemos una a una las tres alfombras “rojas” que el PP le ha puesto a Zapatero, Rubalcaba y el PSOE en general:

Últimos años de la segunda legislatura de Aznar.

Dicen que al sexto año de la presidencia de un país, los mandatarios pasan a considerar el país como suyo, y dejan de dar explicaciones. Aznar es el vivo ejemplo de esta afirmación. La clave es que él se retiraba, pero el país seguía, y esa soberbia con la que gobernó los últimos años nos arrastraría a todos los españoles a una legislatura con Zapatero. En ningún momento se paró a pensar qué sería lo mejor para España, ni siquiera para su propio partido, él se iba. Fue déspota, soberbio y egoísta. Fue un irresponsable.
Trató al país por idiota, creyendo que su mayoría absoluta le permitía no dar ninguna explicación de las decisiones que a todos nos afectaban. Nos mintió sobre la guerra de Irak, en vez de explicarnos el motivo real por el que nos implicaba o lo que allí íbamos a hacer; no pidió perdón por las malas decisiones tomadas en la catástrofe del Prestige; ni se planteó aplazar las elecciones generales del 14M, como debía haber hecho tras sufrir España el peor atentado de la historia de la democracia.
¿En qué se tradujo todo esto? En una alfombra roja para el desconocido Zapatero. Es lo que tiene nuestro injusto bipartidismo. El PSOE, con Alfredo Pérez Rubalcaba a la cabeza, movilizó a los votantes, no poniendo en valor sus propuestas, sino explicando y contando los graves errores de Aznar. Todo ello con el marketing político increíblemente eficaz que siempre ha tenido el PSOE, y jamás el PP. No fue Zapatero quien ganó el 14M, fue Aznar quien perdió.

1º legislatura de Zapatero. 4 años de lamentos peperos.

Los señores/as del PP se pasaron 4 largos años anclados en marzo de 2004. Lamentos y lloros, “¿cómo es posible que nos hayan robado la cartera?” (Tiene narices, esa cartera somos nosotros). No cambiaron un ápice, mantuvieron su soberbia, mantuvieron a Acebes, mantuvieron a Zaplana. ¿Y qué si España les había echado en 2004? “Ya entrarán en razón y verán que somos mejores que el PSOE” era todo lo que se aventuraban a pensar. Obviamente se equivocaban. Así pasaron 4 años, sin cambios, sin caras nuevas, sin reconocimiento de errores, sin hacer el trabajo que les correspondía, sin reconocer su papel de oposición. Esta ausencia, y repito nuestra injustisísima ley electoral, hizo el resto. Estaba preparada la 2ª alfombra roja del PP a Zapatero.

2ª legislatura de Zapatero. La simple espera.

La segunda legislatura empieza con una crisis mundial en todo lo alto, aunque el PSOE tuviese la poca vergüenza de prometer el pleno empleo o comprar votos a 400€, cualquier economista sabía que la situación se complicaría, y que España, con sus problemas estructurales históricos, no lo tendría fácil para afrontar la crisis mundial. Así pues, alguno debió prevenir a Rajoy, y aventurarle la que se avecinaba. Fue entonces cuando éste comprendió que no era necesario empezar a hacer una oposición real, que bastaba con limitarse a esperar. Sus asesores se lo advirtieron, “el PSOE solito se estrellará, si lo que quieres es ganar las siguientes, no hace falta que muevas un dedo”. Y eso es lo que ha hecho. Callar, aguantar, esperar. A menos de un mes de las elecciones, todavía seguimos sin conocer el programa del PP. ¿Ganarán el 20N? No, perderá el PSOE, pero no precisamente porque no se lo hayan puesto fácil.



No desfilará ya el PSOE por esta última alfombra roja, ellos mismos se han encargado de enrollarla y recogerla. Ahora bien, tampoco vemos ninguna alfombra azul por la que caminar. Nos quedamos pisando suelo.

sábado, 15 de octubre de 2011

Porque voy al #15O

Porque quiero que mi voto valga lo mismo que el de cualquier otro.
Porque quiero una justicia independiente.
Porque no quiero que los políticos tengan privilegios sobre el resto.
Porque quiero que se deje de despilfarrar dinero público.
Porque no quiero ni la subida del IVA ni el recorte a funcionarios y pensionistas.
Porque quiero una administración trasparente.
Porque no quiero que se rescate a los bancos con mi dinero.
Porque quiero a los corruptos en la cárcel.
Porque no quiero censores en internet.
Porque no quiero que mi dinero financie partidos políticos o sindicatos.
Porque quiero que se acabe el fraude fiscal.
Porque quiero que los que gestionaron mal y despilfarraron en la administración pública o las cajas de ahorro ahora lo paguen.
Porque quiero pensar que podemos cambiar las cosas.

Por esto y mucho más: Yo soy #15O




miércoles, 12 de octubre de 2011

El porqué de la Guerra de Irak, el porqué de la Guerra de Libia

¿Recuerdan la guerra de Irak? Todos nos manifestamos en su contra, España entera se echó a la calle, yo mismo me impliqué, protesté, hice pancartas y fui a las manifestaciones. Nos metían en una guerra que nadie entendíamos y de la que no queríamos ser partícipes, y no nos daban más que esta explicación: “El régimen iraquí tiene armas dedestrucción masiva, puede estar seguro, y todas las personas que nos ven pueden estar seguras que les estoy diciendo la verdad”. Manda huevos.
Con los años me contaron una hipótesis de los motivos que nos hicieron meternos en la guerra de Irak, esos que Aznar nos podría haber contado de la siguiente forma:

El discurso que nunca nos dieron

Aznar después de la foto de las Azores a las cámaras españolas:



Españoles, el año pasado (2002) Marruecos invadió territorio español. Aquel incidente de la Isla de Perejil, tan irrelevante que a ustedes les pareció, fue una invasión de tierras españolas, o lo que es lo mismo, una causa de conflicto armado, o guerra. Cuando me puse en contacto con la Unión Europea, y expliqué que la UE había sufrido una invasión, el señor Jacques Chirac (en aquel entonces Presidente de Francia) contestó que la UE no; que lo había sufrido España, y que no solo no se otorgaría ayuda sino que en caso de conflicto Francia apoyaría a su aliado histórico, esto es, Marruecos.
Tras este desprecio recibido en la UE, me puse en contacto con EEUU. George Bush (por aquel entonces Presidente EEUU) ofreció su ayuda y mediación, pero exigió la alianza militar. Su ayuda se transformo en la preparación de sus portaaviones en la zona del estrecho y la llamada amenazante al Rey marroquí diciendo que si en algún momento algún soldado marroquí disparaba contra las fuerzas españolas, los estadounidenses entrarían a defender en conflicto armado. Así pues, gracias a EEUU se expulsó a los militares marroquíes y se reconquistó la isla.
PERO (siempre hay un pero) ahora, después de un año me ha llamado EEUU y me ha exigido ayudarles en su guerra de Irak, como hicieron ellos con la nuestra. El pacto ha sido hacernos la foto con ellos diciendo que apoyamos y vamos a la guerra, pero luego dejarlos a ellos ir al frente y nosotros hacer labores de intendencia, seguridad, control, etc. labores de retaguardia vaya. Y esta es la razón por la que me he hecho esta foto en las Azores. Sepan que la guerra la hará EEUU con o sin nosotros, y que aunque vayamos para allá, no estaremos en el campo de batalla.

Y ahora la guerra de Libia

El sentimiento popular cuando lo de Irak era que la guerra era para derrocar a un sádico dictador y más tarde quedarse con el petróleo del país, ok. El sentimiento popular ahora es el mismo, pero entonces… ¿por qué ninguno nos hemos manifestado contra la guerra de Libia?

El discurso que aquí imagino jamás se dio; Aznar prefirió seguir la pantomima de las armas de destrucción masiva. Pero la historia se repite, ni Zapatero, ni Rubalcaba, ni quien sea que mande en el gobierno actual han salido y nos han dado un discurso explicándonos por qué hasta el día de hoy hemos tenido nuestros caza F18 en guerra en Libia. No sé vosotros, pero yo quiero ese discurso.